jueves, 9 de agosto de 2007

La Rata Lali



Reconozco antes de empezar a escribir que el título de este post se le ocurrió a Virginia.
Un domingo del verano pasado, cuando terminábamos de cenar, Virginia vio una rata en la cocina. Primero fue su grito, terrible, desgarrador, la veía a ella a través de la hendija que dejan las puertas entreabiertas, sentado, en el living, cuando pensé: se cayó! La pregunta rápida, qué te pasa? El grito: una rata! Al principio tendí a dudar, convengamos que para mí la duda no es sólo la "jactancia de los intelectuales" (Aldo Rico dixit), sino que forma parte de mi primer abordaje a cualquier temática. Ver para creer, la ví, la rata estaba ahí. De toda la serie de elucubraciones posibles, sólo una termina al final siendo excluyente: hay que matar a la rata, pero... cómo?
Me acordé de una situación semejante que me había pasado hace muchísimos años atrás -más de veinte-, y como el hombre es una ser que bebe en la experiencia ya sea para bien o para mal, encaré la situación como lo había hecho veinte años atrás.
Primero fui a una ferretería y compré una flor de trampera (el bicho era grande), después fui a una casa de delicatessen que queda en Paraguay y San Lorenzo, Edelweiss para más datos, cerca de casa y compré un trozo del queso más caro y oloroso que tenían: la rata debía ser tentada como corresponde. Hice todo el operativo y nada. Pasaban los días y nada. Virginia se desesperaba, a mi me resultaba muy incómodo estar viviendo en una casa muy parecida a la del cuento de Cortázar "Casa tomada", en este caso por la rata Lali. Al final, y ante la insistencia razonable de Virginia de llamar a un desratizador, abandoné mi método de la trampera y fuí y compré Racumin de Bayer, que si es de Bayer...
Pusimos cuatro tapitas de frasco de mermelada usado con el veneno, cuando llegamos a la noche Lali -la rata- había comido casi totalmente el contenido de dos de los cuatro recipientes. Ya está pensamos, es cuestión de horas.
A la mañana siguiente me levanto y veo a Lali muerta en la trampera. Oh, sorpresa! No había comido el veneno? No había deshechado el tentador parmesano durante tres días y tres noches? Cómo al final había caído en la trampa?
Virginia me decía que, al igual que los chicos de "ahora", las ratas de "ahora" eran más listas y no caían en tramperas y que mi solución de hacía veinte años era inútil. Evidentemente, tuvo razón.
De ahí que traté de interpretar qué había pasado realmente...

Imaginé a Lali sucumbir bajo el dolor insoportable que el envenenamiento le estaba provocando, la inminencia de la muerte, la asfixia, la tensión in extremis de sus músculos, hasta que tomó la decisión final, vio la trampera con el queso irresistible pero al que había podido resistirse durante tres días y tres noches, casi como un Cristo pero al revés, en lugar de resucitar Lali había tomado otra decisión: suicidarse. Lali se suicidó y a mi me cuesta mucho creerlo pero desafío a que alguien me demuestre lo contrario.

21 comentarios:

Marta Repupilli dijo...

1º. Mellizo, no es un comment, es un post.
2º. ¿Si el título de este post se le ocurrió a Virginia, se puede saber porqué Virginia no tiene su propio blog?

ojorojo dijo...

mellizo, no puedo mantener ningún desafío. Las ratas me dan asco y esa foto que pusiste me está matando! Cambiala rápido!.
Casi que leí el post de reojo

Luba dijo...

sí, ojorojo tiene razón! me gustaba como ilustrabas tus posts hasta que apareció esta bestia muerta. menos mal que le pusieron la maderita. dale que ilustramos con jerry o stuart little?

betina dijo...

puedo confesar que no leí los primeros párrafos porque se me iban igual los ojos aunque no quería mirar?

me sumo a ojo y luba, a ver si ilustramos de otra forma, mellizo...

Yo (rodrigo illarraga) dijo...

"Virginia me decía que, al igual que los chicos de "ahora", las ratas de "ahora" eran más listas y no caían en tramperas y que mi solución de hacía veinte años era inútil"

Virginia es una mujer maravillosa.

Gregorio dijo...

Este fin de semana me voy a carlos paz, el proximo puede venir andres a mi casa?
Gregorio

Yo (rodrigo illarraga) dijo...

Ah, bueno.

Luba dijo...

mellizo, usted está un poco pollerudo o parece nomás? no permita que este blox gire hacia una agenda doméstica. no arregle programas infantiles y disputas conyugales. que queden para otro momento. usted puede, mellizo! deje soltar su lado creativo y láncese a este espacio sin desparpajo.

gardener dijo...

acuerdo...

El Mellizo dijo...

Esa es la foto final y original de la Rata Lali. Puedo reconocer que tal vez no sea muy agradable de ver para alguien, pero no voy a poner una foto de Mickey o de Jerry cuando hablo del tema que se toca. Aunque fuerte, la ilustración es buena.
Virginia no tiene su propio blog por cuestiones que ella misma tendría que explicar.
No soy de eliminar comments y no puedo evitar que Gregorio participe, si bien no es el ámbito apropiado para un niño, es muy difícil explicarle a Gregorio que es mejor que envié un mail. La próxima vez entrá al blog y comentá lo que quieras y las cuestiones domésticas las arreglamos vía mail, te parece Gregorio?
Virginia es una mujer maravillosa la mayoría del tiempo, a veces bajan las nuebes y queda la cosa un poco oscura, casi casi como a todos nosotros.

El Mellizo dijo...

Luba: acá no hay arreglo de ninguna disputa conyugal, ni creo que el tono sea de pollerudo, no sé... me parece, digo...
A usted le pareció?

EmmaPeel dijo...

ratatouille

Luba dijo...

lo he azuzado un poquito solo para porque estoy tratando de protegerlo, mellizo. permita que sus incondicionales lectores cuidemos y apoyemos su iniciativa de contar su fuente inagotable de anécdotas, como solo usted sabe hacerlo.

Luba dijo...

ratatouille! gran idea!

el ojo rojo dijo...

lo que no puedo entender
es cómo se te ocurrió sacarle una
foto a ratatouille!

El Mellizo dijo...

Estamos hablando del suicidio de una rata, cómo voy a poner la foto de Ratatouille?

elastichica dijo...

El mensaje de Gregorio (alias Teco) espectacular. Me hicieron reir. Te aviso que ya lo visité a Gregorio y hablamos sobre Ruud van Nistelroy. Un maestro.

Luba dijo...

quizás gregorio quiera ir a jugar al ajedrez con nachi? virginia abrir un blox con la mujer que queremos tanto?

mellizo, recuerde que fontanarrosa supo contar el suicidio de los lemmings sin recurrir a ilustraciones amarillistas sobre el tema.

Angel Elías dijo...

Quiero agradecer el link con que Mellizo honra mi blog personal, que por razones de coyuntura se actualiza de manera poco frecuente.
La manera en que lo ha designado en su lista de vinculos recuerda una etapa de mi vida que a veces regurgita.Por suerte cada vez menos.
pini

El Mellizo dijo...

Luba lo de Fontanarrosa era ficción, esto es genuino non fiction.
Pini: cómo no ponerte en el link de blogs amigos?

Anónimo dijo...

Si, probablemente lo sea