jueves, 13 de septiembre de 2007

La quisimos tanto

Una vez discutimos sobre si drogarse era pecado, en la vieja cocina de la calle Zeballos mientras comíamos una picada de salame, queso y aceitunas con vino tinto. Otras veces festejamos cumpleaños juntos. Fuiste la amiga que siempre estuvo. Siempre sentí una tristeza enorme por no haber podido compartir Brasil con vos.

A los dos nos pusieron el mismo apodo, ese apodo tan ambiguo que puede quedar tanto en una mujer como en un varón. Nacimos con un año y un día de diferencia y no estoy seguro de poder festejar mi cumpleaños de la forma que lo hacía. Te encantaban las fiestas. La fiesta del cumpleaños de H., justo para cerrar el año, te encontraban siempre espléndida siendo la mejor de las anfitrionas y marcó un hito en el calendario social del año.

También me acuerdo de que a la última fiesta que fuiste fue mi cumpleaños demorado -esa vez no pudimos festejarlo juntos- en la que me gané un premio Magazine entregado por la mismísima Su.

Hoy vamos a ir a cumplir un rito. Nosotros, aquellos que no tenemos ni dios ni religión, se nos hizo muy difícil buscar la forma, pero por suerte la encontramos. Estaremos allí, puntuales, encontrándonos los rosarinos con los porteños en un punto del camino. Algunos leeremos algo, veremos a tus hijos, acompañeremos a H. y a tus viejos, y no faltarán las flores. Vos hubieras preferido algo más pomposo pero no dio, te pedimos disculpa.

Hace un año que no estás y te quisimos tanto.



Tres flores para vos

11 comentarios:

EmmaPeel dijo...

qué decir, mellizo

tuve que rajar a buscar los carilinas

Anahí Lazzaroni dijo...

Que bella forma de recordar a una amiga que murió hace un año.

Anahí Lazzaroni dijo...

Mellizo:

A raíz de mi comentario anterior colocaron un comment ofensivo en mi blog. No se, quizás me expresé mal o no se entendió. Quise decir que el post me gusto mucho, emocionó y lo expresé así.
Si te ofendi a vos o a otra persona pido disculpas

El Mellizo dijo...

Anahí: No se quien comentó en tu blog, tampoco me interesa. Tu comentario no me ofendió ni ahí.
Cariños

Anahí Lazzaroni dijo...

Ah, menos mal.
De paso te cuento que te leo siempre.

ojorojo dijo...

Qué tristeza
tan intensa y
a la vez
qué bella
forma del recuerdo, mellizo!

Ri dijo...

La puta madre. La puta madre.Que mierda, la puta madre.

Ri dijo...

[donde esta el comentario ofensivo en el blog de anahi, lo busque y no lo encontre.]

Anahí Lazzaroni dijo...

Ri:

Lo eliminé si querés leerlo cliqueá en perfil de mi blog, ahí está mi e-mail, escribime y te lo envío.

Tommy Barban dijo...

Mellizo, én esa fiesta tuya me senté a su lado en el sofá y, cuando arrancó el trencito carioca, sin mirarme comentó "mirá la locomotora". Todavía me acuerdo y me río. Salió muy pero muy bien lo de ayer, gracias por ocuparte de organizarlo.

la Dama sol dijo...

ay