jueves, 1 de noviembre de 2007

La nueva aristocracia ilustrada

Hace unos meses nos juntamos a pasar un fin de semana en el campo de una amiga en Santa Isabel, cerca de Venado Tuerto, provincia de Santa Fe.





El nuevo oro verde como un mar que rodea el campo y permite nuestras distracciones


Las jornadas incluyeron almuerzo exquisito el sábado al mediodía, actividades recreativas el sábado a la tarde, una fiesta espectacular en la que no faltó nada de nada (piensen lo que quieran que van a acertar: como por ejemplo música ao vivo en medio del campo, dj con mixers y esas cosas y aínda mais) lo único fue que entre el barullo de la fiesta y la grata sorpresa e inmensa alegría que nos dio la llegada imprevista de Alejandro el Mago en su "gata colorada" nos olvidamos de encender los fuegos artificiales que fueron guardados para el próximo evento.





Un jugador local tratando inútilmente de arrimar más que Pablo y El Mellizo

El domingo almuerzo de campo y luego campeonato de bochas interprovincial con champagne frappé de festejo y copa a los ganadores que será puesta en juego como la Libertadores una vez al año.





La copa se mira y no se toca


Fueron dos días de auténtico jolgorio permitido por la amabilidad de Laura y la gentileza y bonhomía de Miguel que a pesar de perder la final de bochas con quien suscribe estas letras nos ofreció toda su hospitalidad, ya que todos no podíamos dormir en la casa del campo, él ofreció su estancia-hotel para el resto de los huéspedes sin cobrarnos un centavo. A la mañana después de la fiesta nos despertamos con un desayuno increíble, jugamos al putting green, anduvimos a caballo y nos dedicamos a lo mejor que hay en la vida: el dolce far niente.


Música en vivo gracias al mar verde


Durante la tarde del sábado, recostado en el césped, tomando sol, tracé un paralelo entre aquella vieja aristocracia ilustrada del siglo de las Luces (atenti que hay que distinguirla muy bien de la aristocracia tilinga, conservadora y clerical), que a mi criterio fue la clase social que permitió el asentamiento de la modernidad y que revolucionó en la ciencia y las artes al mundo occidental ya sea directa o indirectamente, con nosotros en ese momento y asumí como propia esa pertenencia de clase. Somos así: burgueses, ilustrados, librepensadores, sensibles, cultos, refinados, qué más podemos pedir? Eso sí, hagámosnos cargo.

26 comentarios:

EmmaPeel dijo...

Todo para decir que es campeón de bochas y mostrar la copa

No tiene cura, melli

Ri dijo...

1-Mellizo, yo no se su situacion economica, pero creo que la aristocracia es otra.
2-Que hermosa estancia-hotel. Esto de la terceriazacion de los sectores rurales me esta gustando.

Anónimo dijo...

Estuve ahí y puedo decir que soy sensible y librepensadora. Pero nada de ilustrada ni noble ni burguesa ni culta ni refinada. Lo del Mellizo generó debate.

noblesse oblige dijo...

Or le nombre des génies que produit une nation est proportionnel au nombre d'hommes qui recoivent une culture suffisante.

Stendhal

El niño mayor dijo...

El mellizo no es fino, trata de aparentarlo pero eso que lo conocemos sabemos que disfruta de comerse los mocos y tirarse pedos con olor. ajjajaja.

mañ dijo...

segui dandole a las bochas, que al tejo ¡minga!

tan versátil como acústica dijo...

me encantaría poder revelar algo así de mí, que pueda demostrar a la legua que tengo mucho estilo.

Anónimo dijo...

Querer pertenecer a la aristocracia no tiene nombre!; a ver, sí lo tiene: snobismo (pero no en el actual sentido de la palabra...). El peor de los snobismos! Un snobismo de derecha!

Aún así, estupideces como esa me siguen divirtiendo. Siempre me gustó la lástima...

Gibulee dijo...

los afanes de verano!!!

El Mellizo dijo...

Ri, en este caso, los nuevos "aristócratas" son nuestra amiga y Miguel. La mayoría de los que fuimos somos sus cortesanos que estamos ahí no por poseer sino por ser la parte ilustrada de la relación.
Un caso interesante es el de aquella que se define como librepensadora y sensible pero niega todo lo demás, creo que en su caso se equivoca. Lo mío fue trazar un paralelo con aquellos que en el siglo XVIII podían hacer lo mismo que estábamos haciendo nosotros en ese momento, y convengamos que no hay mucha gente que pueda hacer uso de su "capital social" -como diría Bourdieu- de esa forma.
Lo del Niño Mayor no merece más comentarios que recordarle que soy su padre.
El segundo anónimo es más ofensivo pero, por cierto, mucho más sencillo de refutar ya que ese comentario carece -en un sentido amplio- de la inteligencia necesaria para agredir. Calificar de snobismo de derecha a este post es algo que no resiste el menor análisis. El snobismo es siempre reaccionario, y utilizar palabras como derecha e izquierda -en este caso la primera- dotándolas de un valor a priori configurando un sistema dual y esquemático de pensamiento. Nada hay de snob en pasar un fin de semana en el campo con amigos, de fiesta y jugando a las bochas.
Srta. Peel: ganar una copa semejante ante durísimos rivales no es algo de todos los días y no está mal mostrarla.
Mañ: la bocha es al tejo lo que el básquet a la pelota al cesto, no sé si le quedó claro.

mañ dijo...

clarísimo. Mientras Ud. estaba en el centro de estudiantes yo ya jugaba en Comunicaciones

El Mellizo dijo...

Al tejo o la pelota al cesto?

voodoochica dijo...

al principio no te crei que la ganaste vos
ahor asi

sos todo un campeon de bochas...
pero no es un juego de viejos?

no paa sos todo un pibe
pero eso de refinado y puede ser sos media metrosexual que te gusta cuidarte bastante

y al niño mayor
todos hacemos eso alguna vez en nuestras vidas!

la niña-

elastichica dijo...

Desde 2ndo año del colegio, intento reproducir una frase de Shakespeare que estudiamos ese año. En es época no sabía que era importante, sino me la hubiera aprendido. Cuando vivo algo como tu fin de semana, trato de recordar las palabras: "Y así es nuestra vida, encontramos palabras en los arboles, libros en los arroyos, sermones en las piedras y la bondad en todo...

Ri dijo...

Este es un post para que comente Dora.

Tommy Barban dijo...

ri, no agites el trapo rojo en frente del toro de lidia, yo sé bien lo que te digo

El Mellizo dijo...

No Ri, no, por favor. Además Dora conoce bien la zona. Aunque si Dora es reina va a entender perfectamente de que estamos hablando.

Mary Poppins dijo...

Hay que tanto rollo con lo del snobismo. Yo estoy de acuerdo con Ud Melli esos tontos que se regodean en criticar al snobismo acusandolo de .... Es como los hippies falsos que pierden mas tiempo frente al espejo para parecer mas hippies y son unos falsos.
Yo, como dicen aqui, Ole! por tu fin de semana y que envidia no haber estado ahí. Felicitaciones por la copa.
Que hay de malo en disfrutar de vez en cuando del "dulce encanto de la burguesia"
(y ahora tengo que revisarte los acentos y las enies)

EmmaPeel dijo...

Entre los comentarios de Niña Rebelde y Niño Mayor, el Melli va a terminar como Ozzy en Los Osbournes

mañ dijo...

al polo con una bola chiquita y varias grandes rayadas y lisas (de un tipo para cada equipo) y de a pié

Creo que se llama bochas tambien.

Hablando fuera de joda una vez le saque el tobillo de lugar a un contrincante con un bochazo en Santa Rosa de Calamuchita. Resultó que era el comisario Sanmartino. Mi compañero de equipo era Agustin Tosco. Ese fue el verdadero comienzo del Cordobaso

mañ dijo...

El Cordobazo fue otra cosa menor

El Mellizo dijo...

Mañ: lo suyo admirable. Los historiadores se pierdan toda esta rica información cuando investigan el Cordobazo, que por cierto no fue un hecho menor. Pero, si bien era un niño, recuerdo cierta trivialidad en las clases medias (mis padres, por ejemplo). Mi madre le escribió una carta a su hermana, mi tía, que vivía en Córdoba que decía algo así: "En Rosario también nos estamos poniendo a tono. ¿Qué me contás del E.R.P.? Secuestraron al cónsul inglés y mataron el jefe del ejército, no será el Cordobazo pero andamos cerca." Quiero aclararles a todos que mi mamá ahora es trotskysta, pero en '73 votó a Manrique.

mañ dijo...

El general Sanchez creo recordar. Lo último que vio fue una F100

Hubo un Rosariazo, pero eso Ud lo debe saber tanto como yo

En cuanto al camino de su madre es admirable, ya que parece ser exactamente el contrario al que toman el comun de los mortales

El Mellizo dijo...

Durante el Rosariazo íbamos con mi hermano a ver como los muchachos ferroviarios y estudiantes incendiaban trolebuses en Salta y Cafferata, a una prudente cuadra de distancia dónde está situada la placita de las Américas.
Lo de mi madre no sé si es admirable, tal vez para usted que no es el hijo. Recuerdo las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001 cuando ellas y otras mujeres fueron a increpar a la policía porque había despejado una reunión de vecinos a gases lacrimógenos. Era el 19 a la tarde, en Santa Fe ya había varios muertos y ella me llama al celular para contarme. "Mami, cuando todos en la Argentina creían en la revolución vos votabas a Manrique, ahora que tendrías que votar a algún Manrique te hacés la Rosa Luxemburgo?"

Tommy Barban dijo...

En el 73 mi mamá también votó a Manrique; el domingo mejor no preguntar.

noblesse oblige dijo...

mellizo, al anónimo se les podrían aconsejar estas palabras de Henri Beyle....tomándolas en este caso en sentido metafórico:

"La envidia es lo que vuelve insoportable la permanencia en los pueblos, por pintorescos que sean. Volviéndose más espantosos (affreux) aún, los provincianos hablan exclusivamente de la corrupción de las grandes ciudades."