viernes, 16 de noviembre de 2007

La peor humillación

Domingo a la mañana temprano, Coronel Bogado. Un pueblo de la pampa húmeda cercano a Rosario al que se llega por ruta de tierra. Habíamos dormido poco y llegamos con ganas de tomar un desayuno. Mientras esperábamos la hora de la reunión nos metimos en el único bar abierto, en una esquina, con persianas bajas, la penumbra era todo lo que podíamos ver ni bien entramos.

Nos sentamos en una mesa, creo que éramos cinco: El Gaucho Malo, H., Julito, Tommy y yo. Cuando la vista se fue acostumbrando al interior vimos hombres jugando a las cartas, al dominó, tomando vino a las ocho de la mañana. Tardó un rato el dueño que hacía las veces de mozo en venir hasta la mesa, nos miró de arriba y preguntó "qué van a tomar?"

"Café con leche" respondimos. Mientras el dueño que hacía las veces de mozo giraba y se alejaba de la mesa dejó caer en el frío aire del bar la siguiente frase que fue escuchada por todos los parroquianos: "Acá no atendemos mujeres". Ahí nos enfrentamos ante la durísima realidad que nos desafiaba a una pelea contra todo el bar o hacernos cargo de la humillación e irnos silbando bajito a comprar el diario.

Nos retiramos en fila, de a uno, mirando de reojo hacia atrás donde todas las miradas nos empujaban hacia la puerta.

Ahora pienso que deberíamos haber comprado un bidón de nafta e incendiarlos, pero en verdad nunca fuimos tan guapos.




Los hombres no toman café con leche

12 comentarios:

brasil dijo...

Más allá que no se me ocurre ningún comentario inteligente ¡que viejo hijo de puta!. Para hacer un enlace que un par de post más abajo, habría que hablar con Pillin y que le haga mierda el bar a cadenazos.

Me imagino que el pueblo no vive del turismo ¿no?

fémina ofendida dijo...

una MUJER con los tacos bien puestos, señor, NO SE HUBIERA IDO sin decir ALGO!

elastichica dijo...

Es que si sos una mujer y te dicen "acá no atendemos mujeres" les cantás las mil y 40, y te vas a los portazos, pero si sos, no una chica sino 5 tipos... no hay mucho que podés decir.
Me pareció buenísima la historia. Pero ¿este es un cuento de antaño o de maduritos?

Ri dijo...

Falto el " ...y entonces porque estan todos atendidos aca?

El Mellizo dijo...

De antaño.
El pueblo vive de la soja.
Nosotros no éramos mujeres con los tacos bien puestos.

Ana C. dijo...

Me hiciste reir. Y me imaginé un pueblo donde todavía se vive como en el Martín Fierro.

(A lo mejor el hombre no tenía ni café, ni forma de hacerlo y fue ésa su manera de no sufrir él la humillación de reconocerlo).

Anónimo dijo...

Ri, no quiero pensar si en vez de irse silbando bajito se animaban a la pregunta de porqué todos estaban atendidos.

No debe ser lindo que además de empujarte con la mirada te hechen un escupitajo con gusto a caña.

Gibulee dijo...

juajujaua esta buenísima la historia, muy heavy el dueño de bar!!

EmmaPeel dijo...

Mi abuelo diría: Soldado que se retira a tiempo...

Ri dijo...

Anonimo, hubiese sido un escupitajo con gusto a orgullo defendido.
Hoy le comente a mis amigos la situacion (solo vivimos una parecida y dos de nosotros nos plantamos firmes). Los mismos dos de la otra vez quedamos con responder. Creo que los otros dos ponian el auto en marcha por si teniamos que correr.

El Mellizo dijo...

A nosotros nos esperaba una larga reunión con alguna gente en ese pueblo. No habíamos ido a romper un bar. Tomamos una decisión estratégica y, de paso, cuidamos nuestras narices.

Anónimo dijo...

Aca no atendemos mujeres
obviamente que usted no pude atender mujeres,solo atiende amigos.
no se le pidio que atienda nada,se le pidio cafe cortado.
y se mira la nada
otra cosa:el macho no corta el cafe,el cafe es una cosa negra,lo mas amargo posible..como el alma casi
no me imagino que hoy por hoy a barban le digan eso y se vaya silbando bajo...simplemente no me lo imagino
si lo imagino resolviendo,como sea
la proxima voy con uds y pido:cuatro te verdes,con edulcorante ,y le explico que se viene el verano y queremos estar bien
ese dueño de bar a cogido muy poco,ojala un dia caigan los hells angels y le piden 200 batidas de coco,a ver que dice?
increiblemnete ese dueño de bar me parece de los mas forro,de lo mas quieto son viento,que hay en el pais
por muchos de esos forros mil cosas estan mal
penetieso