lunes, 21 de enero de 2008

Ser químicos

Naufragamos hacia la eternidad, la del "sueño eterno" ó la trascendente de alguna forma (al lado de Dios, Alá, Yavéh, reencarnado en algo: tachar lo que corresponda), como dijo Borges en "Hombre de la esquina rosada": es sencillo morir, sólo hace falta estar vivo. En ese camino nos vamos aligerando la vida consumiendo químicos todo el tiempo, desde la Coca Cola, el Nutrasweet y otras cosas más. Mi referencia en este post apunta a aquellas cosas más.

Un día cualquiera nos levantamos, dormimos mal, desayunamos y tenemos acidez entonces tomamos una ratidina o un -más moderno- omeprazol. Por las dudas y contra el stress, la mala alimentación, el cansancio nos clavamos un centrum, un marathon o lo que venga. Si la resaca no se nos va y nos duele algo nada mejor que el ibuprofeno de 400 ó de 600, eso sí que es para caballos. Si la angustia nos comienza a joder al mediodía un alplax de 0,5 un su forma celeste o un rosa de 1mg. partido al medio o sacamos rivotriles de la cartera como por arte de magia. La aspirina prevent para diluir un poco la sangre y si después de comer nos duela la panza una buscapina compuesta o un sertal compuesto, que tenga todo y si se puede más.



Esto podría ser un día normal de cualquiera de nosotros, claro que en los extremos habrá gente que toma más o toma menos, pero no estoy incluyendo acá los extremos de los extremos que dejé afuera deliberadamente. No quise hablar ni del paxil, ni del dormicum, ni del valium, ni del sildenafil, ni de aquellos otros químicos que son muy específicos para determinadas cosas tales como ampicilinas, betametasona, betabloqueantes, y lo que se nos ocurra de la familia.



En nuestro viaje hacia la eternidad somos barcos que llevamos sustancias químicas propias y de las que le vamos poniendo. Y le ponemos las de todos los días, las extras y las ilegales, a estas también las omití deliberadamente. Sale el sol y nuestro organismo se levanta del letargo del sueño, casi como en la antesala de la muerte y en ese mismo instante elegimos el rumbo químico del día.



A pesar de las contraindicaciones sostengo que si tomar una pastilla X por día me solucionara algo no tendría problema en hacerlo por el resto del viaje, eso sí, garantía no te dan.



Cuídense, no se automediquen, je.


A toda hora, cada 4, cada 6, cada 8...

21 comentarios:

la claquetista dijo...

En mi casa hay como una especie de "cultura empastilladora" que viene desde mi abuela que quiero que tomes algo todo el tiempo "por las dudas"... ¿por las dudas dequé?
Por suerte a mi no me va mcuho la de tomar algo por cada dolor de cabeza o de panza y la única vez que realmente estuve de acuerdo en tomar algo fue cuando tuve un ataque de pánico y realemtne necesitaba bajar decibeles...en fin...interesante el post...saludos

girlontape dijo...

mi abuela tomaba un fernet luego de cada almuerzo, religiosamente siguiendo la huella de su padre; los dialogos solían ser:

ella, tomando fernet: ughh, me duele la panza
mi tío: por qué lo tomas si te duele
abuela: xq ayuda a digerir, lo decía mi padre
tío: pero si a vos te molesta
abuela: me molesta pero ayuda a digerir
tío: Ma, lo que le hacía bien a tu padre que se murío hace 60 años no necesariamente vale por vos
abuela, terminando el vasito: me hace bien te digo; ughh qué asco
Su padre su murió de una pequeña infección en Caracas, donde no había penicilina; ella se murió a sus 90ypico, libre de enfermedades

Ana Ortiz dijo...

Debo confesar que para poder dormir los días extremos de calor pasados, me tomé medio clonazepan y que cuando me duele la cervical, soy capaz de tomar lo que sea. Pero el dolor es insoportable!!

El Mellizo dijo...

ana: podrías intentar ahorrar para un aire acondicionado. otro dilema: tomar pastillas o cuidar el medioambiente?
stef: tengo un amigo -el
Gaucho Malo- que dice que el fernet es lo mejor para la resaca, vos te levantás resacoso y te clavás un fernet y listo! Se ve que la bebida siempre tuvo buena prensa.
claquetista: cualquier cosa es mejor al ataque de pánico.

girlontape dijo...

antes iba al gimnasio todos los días, tomaba té verde y vitaminas; estaba muy sana, me aburría a muerte con otra gente tmb muy sana

luego volví a fumar, tomar y salir tarde la noche; la vida se hizo más interesante; dejé de ir al gim xq me levanto más tarde

finalmente agregué un antidepresivo + rivotril si no puedo dormir: ahora todo genial

el blog cuenta como sustancia química?

Ri dijo...

Los psicofarmacos me dan miedo. Hasta ahora intento no consumir drogas que afecten mi sistema psiquico (excluyo al alcohol).
De lo que me tengo que hacer cargo es del uso diario del Spirocort Nasal Aqua Budesonida por la rinitis cronica todas las mañanas.

El Mellizo dijo...

ri, y te parece que ESO es poco?
me acuerdo un día en el consultorio de mi clínico que le habían regalado un almanaque de alplax, en el cual se veían unas personas caminar como si nada y abajo la leyenda "menos vulnerables", me pareció estupenda como estrategia de márketing, además era la fecha en que estaban dando por tele la serie "vulnerables". gol de media cancha.

Jirafas dijo...

pasé antes, pero nunca antes comenté. en una temporada en el infierno que sucedia en la casa de mis padres -en aquel entonces, tambien mi casa- cuando era un niño (una de tantas), buscaron la solucion en las pastillas para dormir. asi era que, cada mañana, los dos se despertaban como buenos boludos y sin discutir (estaban demasiados drogados para eso; supongo que se daban con un poco más que la dosis recomendada). finalmente, ambos la dejaron. o sea, volvieron las peleas y las amenazas de divorcio que jamás -ni siquiera ahora; por suerte ya no vivo con ellos- se concretaron. en fin, recuerdo como buenos los momentos en donde los dos andaban estupidos y drogados por toda la casa. como yo no quise seguir el mismo camino, me fui para el lado de lo ilegal (a lo que le sumo lo otro que ofrece la noche, el alcohol), y asi es que ahora soy muy feliz con mi porro diario y con las lineas que cada tanto enriquecen mi nariz.

saludos y viva las drogas

fede

pd: stef, el gimansio es aburrido, soso, en fin, apesta. durante buenos años de mi adolescencia, por cuestiones deportivas, tenia que ir a esa estupidez, correr como un boludo junto a una pista de atletismo, soportar que una manga de nabos se mirara narcisamente frente al espejo (y lo peor es que no se ahogaban y morían) y luego anotar en hojas todas las boludeces que habia hecho. a los 20 años largue todo eso. hoy, cuatro años depues, soy muy feliz con esa decision.

girlontape dijo...

como dijo un amigo q tiene mas o menos mi edad (41) : cada vez más no me cae bien la gente que no se d r o g a

El Mellizo dijo...

la sociedad de consumo, el sistema capitalista en que vivimos, al mismo tiempo que nos saca hasta el la última gota de jugo vital, se encarga de ofrecernos narcóticos suaves para poder soportar esa angustia y convivir con ese dolor todo el tiempo. (cornelius castoriadis, Una sociedad a la deriva, entrevistas y debates 1974-1997 - 2005 )

Bombón Asesino dijo...

Me gustó lo que escribió Jirafas, creo que siempre tratamos de tomar un camino distinto al de nuestra familia, a veces nos sale otras repetimos un poco la misma historia. Yo también prefiero las drogas. Soy enemiga de los médicos y de sus recetas. El último que visité me dió rivotril porque de noche no descansaba, a mi sin embargo no me funcionó. Un porro antes de acostarme o unas copas de vino me resultan mucho más relajantes a la hora de inducir el sueño.

morgana dijo...

Me encantó lo que escribís en función de lo que disparó en todos los comentarios que leo aquí.
Soy una tipa sana aunque no quiera serlo. Es decir... mi hipocondría que me acecha me manda periodicamente a médicos quienes con muchísima conciencia no me dan ni media pastilla para nada.
A lo sumo, me mandan a hacer taichi, yoga, terapia, shiatsu.
Caí, gracias a la vida, en buenas manos galenas. Sé que más de uno sin media historia te llenan de psicofármacos como quien dice agua va.
Y lo agradezco porque las sensaciones de relajación que me da el alcohol me alcanzan y sobran.
El alcohol me estimula en todos los sentidos. Es fantástico.
Y el porro es como un amante: Ocasional, levemente programado, con prácticamente un sólo fin -imaginable-, me saca lo ancestral (sonrío porque iba a poner me saca el indio que llevo dentro)y lo pone en evidencia...
Lindo, lindo.
Buen post. Buenos coment.

girlontape dijo...

Ahora que hemos celebrado nuestro seres quimiquos...Melli: angustia/acidez....no queres probar yoga y/o algún tecito herbal...que tmb son disciplinas/hierbas muy poderosas/sanadoras....digo para pasarla mejor. Cuidarse para disfrutar de la joda y la vida en gral. Mens sana in corpore sano, etc etc.

El Mellizo dijo...

gracias morgana por tu comentario, es una suerte haber dado con médicos que te mandaran a hacer esas cosas.
bombón, tus elecciones son buenas, pero seguro que en el medio algún químico te mandás aunque sea para el dolor de muelas.
stef: los té de yuyos medio que no me gustan, y si bien el post habla de mí en algún punto también lo hice mucho más amplio porque creo que habla de la mayoría de los occidentales y en eso lo que castoriadis plantea me parece estupendo, pero también presenta contradicciones como la heroína y el opio que vienen de china, thailandia y esos lugares.
desde que la humanidad empezó a socializarse el hombre necesito de químicos para conjurar sus miedos y angustias en las formas que fueran.
también los químicos sirven para morir, me desperté hace un rato y escuché en la radio la muerte de heath ledger (el actor que hizo el extraordinario personaje de enis del mar en el secreto de la montaña). la nación dice que estaba desnudo en su cama y rodeado de frascos con pastillas desparramadas. no sé si fue accidental o provocado, lo que sé es que en el camino del naufragio él tuvo un camino anticipado y en el último puerto llenó sus bodegas de modo tal que el barco encalló.
gracias a todos por sus comments,

girlontape dijo...

Si me enteré de lo de Heath...se fue un pedazo de macho con mucho talento, una lastima

girlontape dijo...

lo mío es tener la mira en esa delgada línea entre pasarla bien y autodestrucción...a veces se me escapa...

Mary Poppins dijo...

aliviar el dolor
apurar la muerte
ahogar la angustia
maltratarnos
divertirnos quimicamente

el tema seria como lograr vivir plantandole cara al dolor, la muerte, la angustia, la autodestruccion, y aun la diversion.

...es cuestion de atreverse con el espejo y mirar

Lo lei ayer y lo sigo masticando (el post, and the pills)

La Gritona dijo...

mi abuela toma fernet CON el almuerzo y CON la cena, tiene 90 años, y dice que tiene poco alcohol... obviamente no hay manera de hacerle pensar lo contrario.
Y de ahi para abajo todos nos automedicamos.

girlontape dijo...

W las abuelas y su fernet!!!
"el agua es para bañarse" decían ambos abuelos
sólo tomaban cafe/vino
otro siglo, otras sustancias

VOODOOCHICA dijo...

todos creemos que nos van a hacer mejor mas feliz van a aliviar el dolor y van a calmar los nervios
pero todo absolutament todo esta en la cabeza nos hacemos la idea de lo que necesitamos y si no lo tenemos morimos del dolor o del vacio y por arte de magia tenemos eso que necesitamos lo tomamos y nos sentimos mejor somos mas felices y andamos como si nada
la mayoria de las cosas que tomamos habitualmente las tomamos por costumbre por la idea de que la necesitamos y porque si no lo tenemos creemos que nos vamos a terminar muriendo
rara vez se necesita en serio eso.

Alejandro dijo...

Yo sólo me automedico con ibuprofeno, y sé que está mal. También sé que está mal automedicarme con ibuprofeno porque de 10 veces que le consulto al médico por la misa dolencia, las 10 veces me receta ibuprofeno.
Un hombre medio senil nos comentó que actualmente, el cadáver humano tarda más en descomponerse por todas las porquería que nos metemos. No es descabellado después de todo.
La siguiente entrada es muy interesante, pero no tengo competencia alguna para opinar. Tan sólo sé que Europa no puede colocar sus productos porque su moneda es más cara que el dólar, y el dólar se orina encima frente al los chinos que invaden el mundo con sus productos hecho con mano de obra gratis.