lunes, 11 de febrero de 2008

Arriesgando la vida por plata


¿La bolsa o la vida?


El Alemán era un tipo divertido, pelado pero tenía un último flequillo rebelde de algunos pocos pelos que cada tanto los tiraba para atrás, se reía siempre. Era un viaje que hacía una o dos veces por mes a Buenos Aires, limpio, prolijo, metódico. Me llevaba una hora trabajar con él, revisábamos cuentas, me pagaba, me hacía otro pedido y después íbamos a comer a una parrilla que quedaba a la vuelta de Warnes y Jorge Newbery. Ese fin de año el plan era el mismo, pero no.

Daniela se llamaba su nueva y joven secretaria. El Alemán la llamó y le pidió que trajera dos cafés a su oficina que estaba en la planta alta. Nada, silencio abajo, arriba en su oficina los dos charlábamos, nos reíamos. Era un tipo muy divertido El Alemán.

Sentimos un grito de Daniela, pensé -pensamos- que se le había caído el café por la escalera. No, no fue eso. Entró un hombre, joven, de mameluco, con una pistola en la mano.

"¿Quién es el Alemán?" preguntó seco y con la pistola martillada.

"Yo, qué querés?"

"¿Dónde está la caja fuerte?"

"Acá no tenemos caja fuerte"

"¿Te hacés el vivo?"

"Sí"

El tipo pasó rápidamente por detrás del escritorio y le sacudió un culatazo al Alemán en la cabeza , cae al piso y un grueso hilo de sangre le sale de la pelada.

"Vengan, acá hay uno que quedó dormido! Vos, bajá con las manos en la nuca!"

Subieron dos tipos más vestidos de mamelucos y armados y lo arrastran al Alemán hasta una oficina de planta baja. Ahí estaba también el resto de empleados de la empresa. Nos hicieron sacar las remeras o las camisas y quedamos todos con el torso desnudo. Nos ataron las manos a la espalda con cordones de zapatillas y cinta de embalar. Y ahí me pasó lo peor que a cualquier cinéfilo le puede pasar. El que miró miles de películas de este tipo sabe una cosa: nunca es bueno quedarte solo y que te separen del grupo, mal augurio. Me tirararon al piso, me arrastraron, me llevaron hasta la cocina y me sentaron a una silla.

"¿Dónde está la caja fuerte?"

"No tengo idea flaco, vine a hacer lo mismo que vos: llevarme plata"

La trompada llegó de costado, sobre el pómulo izquierdo, en un perfecto cross que humilla y duele pero lastimando poco.

"Ah, tenemos otro piola..." Y ahí levantó el arma y me gritó: "No me mirés pelotudo! ¿Sabés a cuántos giles como vos los hice boleta?"

Intenté mascullar un pedido de disculpas y al abrir la boca ya tenía el caño de la pistola adentro. Imagínense lo incómodo de mi posición, por un lado no podía mirar a la cara al tipo, pero tenía una caño en la boca que me levantaba la cabeza y me era muy difícil no mirarle la cara. Cuando me sacó la pistola de la boca puedo decirle que yo no era de ahí, que se fijara en mi billetera que ahí estaba el documento y toda la plata que tenía encima. Error. Por esa época tenía en mi billetera esas tarjetas de crédito que los bancos te llenaban mientras crecía el aumento de la deuda externa: una amex super platinum gold forever and ever. El chorro pensó que yo era Macri pero más lindo. Como se habrán dado cuenta pertenecer no tiene sus privilegios.

"Dame las claves"

¿Cómo explicarle que nunca usé las tarjetas para sacar dinero de los cajeros? ¿Cómo hacerle entender al señor que me había martillado una .45 en la boca que no era que no quisiera darle las claves sino que NO podía darle las claves? Me tiró al piso y me dio dos patadas, una a la ida y otra a la vuelta. Sonó el timbre, igual que a los boxeadores me salvó la campana.

Dentro de lo tenso de la situación seguía llegando gente, los ladrones le abrían la puerta y ... palo y a la bolsa! Hasta que se despertó El Alemán y habló con los tipos y me llevaron a la rastra a la oficina donde estaban todos atados. También ahí supe, como buen cinéfilo, que si me traían de nuevo al grupo había superado la prueba y mi vida corría menos peligro. Fueron dos horas, dos largas horas, los ladrones se llevaron todas las pertenencias de los que estábamos ahí que para ese momento ya éramos más de diez y dos autos que estaban en el garage.

Llamaron a la policía, y mientras tanto nos fuimos a comer a la parrillita de siempre. El Alemán le dijo al mozo que esta vez no sólo iba a tener que darle crédito sino prestarle plata. Vino el patrón y le preguntó cuánto necesitaba.

"Doscientos pesos" dijo El Alemán y nos dio veinte pesos a cada uno.

Lo llamé a Alejandro el Mago que ese día se encontraba despidiendo el año en un boliche super concheto de Tres Sargentos y San Martín, Lotus se llamaba y la especialidad era la comida thai.

"Venite" me dijo "te doy las llaves del departamento y plata".

No podía manejar, la tarde de aquel 20 de diciembre ya estaba oscureciendo porque un cielo plomizo y una débil pero molesta llovizna ayudaban, tomé un taxi y llegué a Lotus mojado por la llovizna y como un perro apaleado. Me encuentro con Alejandro, le cuento más o menos los pormenores, y salgo ya de noche por Tres Sargentos hacia San Martín para buscar Córdoba y tomar un taxi cuando salió de un hall de un edificio una mina bárbara con minifalda roja y paraguas al tono que me pregunta si no quería tomar algo con ella. Pensé que era joda o que no era para mí, miré atrás y no vi a nadie, ahí caí que la mina estaba laburando.

"Sos muy linda, no es con vos, pero te encotraste con un tipo que lo dejaron seco y que además no le gusta el campo profesional, lo mío es amateur". Me disculpé y seguí caminando rumbo a Córdoba, la gente buscaba taxis como loca por la lluvia, me dolía todo el cuerpo, la gente compraba en los negocios sus regalos navideños, los bares estaban llenos de amigos despidiendo el año. Cuando al fin pude subirme a un taxi y me alejé, el silencio quedó instalada unos segundos entre el chofer y yo.

"Maneje un rato por Córdoba, después le digo dónde voy".

Miraba el paisaje urbano por la ventanilla, siempre me gustó mirar por las ventanas cuando llueve. El taxista tenía puesto en la radio "La Oral Deportiva", así pasaron las cuadras con sus vaivenes, sus ritmos, sus frecuencias. Esa noche me iba a comer un pollo muerto, parecía que nada había pasado.

19 comentarios:

ri dijo...

"ahí caí que la mina estaba laburando."
Yo habría tardado mucho en caer. Posiblemente me lo hubiese explicado ella despues de mi sincero ¿por que?

mary poppins dijo...

en que anio fue eso?

El Mellizo dijo...

1997

brasil dijo...

Vivi en Reconquista y M T de Alvear luego de mi segundo divorcio en los 93 al 95

Recien mudado un dia voy a un Lave Rap que hay en San Martin y Córdoba, y cuabdo salgo con la ropa decido ir a tomar un cafe en el bar de enfrente

Entro y una señorita me saluda. Despistado como soy pensé que era una cliente del banco a la que no recordaba. Le sonrei y me sente en otra mesa. Soy medio lerdo: al segundo cabezazo me di cuenta...

Por suerte la única vez que me afanaron en la vida, fue en la calle, fueron muy considerados y profesionales (calculo que eran policias por el aspecto y la tranquilidad)

mary dijo...

a mi nuncaa me habia pasado nada en teeritorio arg, si en Brasil,
El ultimo Julio (todo el mundo me habla de los robos etc... estaba en Santa fe y Billinghurst miercoles 13 horas esquina negocio de decoracion, y dos locos entraron con pistolas apuntandonos . Yo que estaba como detras seccion manteleria me quede quieta y sin respirar aunque mucha gente gritaba , fueron 3 segundos buacaban a un hombre que habia salido del banco con$ y su mujer quise entrar a ver candelabros.
El tipo los enfrento y yo etsba segura que ahi empezaban a los tiros y que iba a morir envuelta en un mantel de OKKO. Pues no se fueron corriendo. Lo que siguio si fue gracioso, el hom bre se agarro tal pelea con su mujer por haber entrado a ver unas cosillas..

girlontape dijo...

Melli q buen relatoooo...JAJJAJ Mary, todo x unas cosillas, las mujeres sí somos pelotudas a veces con eso del shopping...

A mi m encantó este "blurb" en un diario de NY hace 1.000 años: "Un ladrón disfrazado de conejo robó e banco blabla y huyó. No tenemos pistas ya que nadie pudo identificar al conejo, afirmó el sargento equis."

Y éste: "Ladrones robaron al banco tal en New Jersey. Fueron apresados xq se demoraron en la plaza, regalando billetes de $100 a la gente que pasaba."

OK, es otra onda...los tuyos sí eran unos reservoir dogs Melli

srta.pola dijo...

wow qué historia! me gustan todos los detalles, el gesto del alemán y la prostituta

el clú de la trolez dijo...

otro día le contamos del código de las carteras en la mesa que usan las colegas del bar donde brasil entró a tomar un café

girlontape dijo...

Melli
anoche tu post me inspiró un sueño violento
con rescate de pumas de x medio, claro

_* Paula *_ dijo...

LA GENTE NO TIENE COMPASION POR NADA NI NADIE...
A MI TB ME ASALTARON EN EL TRABAJO DOS PERSONAS ARMADAS... YO ESTABA SOLA...
ME MANIATARON Y... NADA MAS...
PERO NO HAY QUE SEGUIR SIENDO VICTIMAS DE ELLOS...
ASI COMO VOS TE FUISTE A COMER A LA PARRILLITA (OBVIO QUE LLORE Y PATALIE HASTA QUE SE ME PASO) YO A LA NOCHE SALI A CORRER CON AMIGAS AL PARQUE URQUIZA...

BESOS

mary dijo...

melli gracias por tan tierno comentario,

elastichica dijo...

¿El melli está más tierno o no? Ya me voy a ver qué te puso.
Este relato está diez, Melli. Pero buenísimo creado el clima, la tensión. Cada vez escribís mejor. A mi tambien me pasó algo feo y un poco violento, pero en el 99. Es una sensación muy única que te saquen la libertad. Uno se siente que se quiere ir a su casa y abrazar a su perro, pero hay un tipo con una pistola que te dice que no podés... y le tenés que hacer caso.
Es notable como en Buenos Aires todos tenemos nuestras historias de batallas.

Bombón Asesino dijo...

"...pero te encotraste con un tipo que lo dejaron seco y que además no le gusta el campo profesional, lo mío es amateur...". Qué frase!Me encantó.

Mary Pops dijo...

Elasti
el melli estuvo tierno conmigo ayer!. En realidad para mi bienvenida me dijo:"...pretenciosa! primero haprenda ha escrivir, uze los acentoz, y sino venda la compu que compro en Paraguai." eso la primer vez. Si super tierno.....
Dp. me dijo que los comentarios son mejores que la entradas, (la verdad tiene razon...), y despues me larga hace unos dios "buen intento" que comentario mas ambiguo...no?
por extrana razones mazoquistas , le tengo aprecio, que se va acabando (confieso) aunque cada tanto se viene a llorar un rato conmigo, pero solo porque estas vos, y ni hablar cuando esta Brasil.
Por ej. Elasti: volve , te queremos. blablabla
Brasil, sos un amigo, un idolo, por fin volvio, blablabla

Mary, volve cuando aprendas...

♂mary pops.♀ dijo...

Mellizo
Queria disculparme ante ti.
El ALT se fundio y por el momento no creo poder gastar 1000 euros para complacerlo con los acentos.
esto es lo que produce:
en vez de enie: nada
a con acento: ◙
e: é (uy me la dio)
i: ♂ (me encanta)
o: ♀ (me encanta tambien)
u: ♪ (musiquita)

besos

El Mellizo dijo...

stef, un sueño violento salvando pumas? wow!
mary, muchas veces soy tierno. lo que le pedí fue un formalismo -pero importante- que usted gentilmente accedió. gástese los mil euros y compre una notebook bilingüe. mil euros acá es mucha plata, allá no tanto. o me equivoco? siempre me gusta que vuelvas aunque no hayas aprendido y le pido que no disminuya el aprecio que me tiene que usted sabe es recíproco.
seguramente elastigirl es el nexo entre varios por acá pero eso no disminuye su mérito.
le gustó la frase, bombón? vio que estilo para decir que no?

brasil dijo...

Perdon que arruine el clima. Pero vos me pusiste el 13: ¡ahi va el 17!

El Mellizo dijo...

chistoso brasil, vaya al cementerio de la cumbrecita!

Alejandro dijo...

Bien, como si nada hubiera pasado. pero huibiera sido que se te armara un trauma.
Yo todavía toco madera....