jueves, 27 de marzo de 2008

Get back Twin

Después de un verano duro e intenso, con poco descanso y mucho diente apretado, al final partimos...

Mirando el amanecer de un largo viaje (Lagoa Vermelha, RS)

Punto más que medio de nuestro itinerario hasta llegar acá




Nuestra casita (la de abajo con tejas, arriba del mirador de los pescadores)

Que tiene esta agradable vista desde su balcón

Aunque estuviera nublado


O si prefieren esta otra


Sigue nublado


Con nuestro living


Dónde nos acompañan nuestro mate, nuestro termo, nuestra novela y mis lentes

En donde pudimos leer algo más que lo académico

La posibilidad de una isla (Michel Houellebecq)



Al cual recomiendo fervorosamente. Un libro que impacta y pega. La traducción bastante chota. Pero plantea cuestiones morales, políticas, sociales, con una crudeza poco habitual. Ya postearé sobre perlitas de la misma.


O sólo mirar el mar



V. la mujer maravillosa "olhando" tanto mar

O tratando de volar en parapente bajo un cielo nublado

No se nota a simple vista, pero ése que está allá arriba no soy yo

Tomarse una caipira o un choppinho en el mítico Box 32 del Mercado Viejo

Mirando sin saber cuál elegir

Todo esto y el amor que nos prodigamos todos esos días nos dio fuerzas para después cruzar el estado de Paraná de punta a punta hasta llegar a Foz do Iguaçú y maravillarnos nuevamente (confieso que la primera vez que las vi en mi vida lloré) ante lo que la naturaleza nos regaló


V. y el Mellizo (con su camisa inteligente) al borde de la Garganta del Diablo


O mirarlas desde el lado brasileño


V. a punto de posar como Isabel Sarli en "El trueno entre las hojas"


Y poder ver a los animales en su hábitat y libres



Como este yacaré en el río Iguazú antes que se haga catarata


O este pato almorzándose un pez





Le llevó un buen tiempo pero se lo manducó entero, después hizo el provechito


Y también con esta urraca de la selva que nos miraba fijo




Creo que le llamó la atención mi camisa inteligente

Y también fascinarnos con esa cuestión tan humana de los límites sin saber bien por qué




Tres fronteras (lado argentino): en el medio el río Iguazú que no se ve, el río grande es el Paraná, enfrente Brasil y a la izquierda el Paraguay



Después de todo esto emprendimos la vuelta a casa, estuvimos catorce días sin leer ni tener noticias de nada de lo que pasaba en la Argentina y llegamos y nos encuentramos con esto: el sector que más ganó después de la crisis del 2001 en la Argentina cortaba rutas








Al fondo una Hilux cortando el camino (según H. el ecosistema rural es propenso a la reproducción de la "ilux")





Qué también festejaban vaya uno a saber qué cosa... ¿la Revolución Productiva?



Observesé el compossé delicado de la "chacarera" con pancita al aire, bombachas Cardón, sombrerito ídem, y bandera argentina a lo Soledad en un tono demasiado "fitness" debido a su intenso trabajo cosechando soja, mientras los señores muestran el resultado de los asados engullidos y como han aprendido técnicas que se utilizan en la ciudad (partir la botella de plástico de la coca para tomar vino en cajita)

Como tengo poca información al respecto me voy a llamar a silencio hasta escuchar el discurso de CFK de esta noche, pero voy a decir sólo dos cosas:

a) si les va tan mal con el campo que me lo regalen a mí, yo me hago cargo sin beneficio de inventario

b) viendo ayer el partido de River por la copa había una Hilux enorme a un costado de la cancha permanentemente enfocada por las cámaras, ojo con los japoneses: tal vez todo sea una jugada de márketing de Toyota para reposicionar la marca como un elemento de lucha y combatividad, el mismo estilo que el Cholo Simeone le quiere imponer a las gallinas de la banda roja.

PS: este humilde post intentó ser un resumen de nuestras vacaciones, copiando a nuestra querida Florencia Gutman (SyP) que hizo uno parecido al nuestro pero muchísimo mejor por lejos.

lunes, 10 de marzo de 2008

Las cosas por su nombre

Hoy acaba de terminar con final feliz el difícil paso de la Niña Rebelde por sus mesas examinadoras que le permitió poder pasar al último año del secundario. Hay muchas cosas para destacar y pensar.
Primero que acá no operó ningún milagro ni la intercesión de ningún santo ni tampoco la suerte. La suerte puede aparecer esporádicamente como cuando uno acierta una quiniela pero no en todas las mesas de exámenes.
Lo que sucedió acá es otra cosa. Ella se tuvo que dar cuenta que estaba haciendo una elección libre y que esa elección traía consecuencias con las que se debía enfrentar. Que era un camino muy difícil pero no imposible y que la peor batalla es la que no se da. Dentro de este cuadro de situación las cosas podrían haber salido mal pero terminaron saliendo bien por varios elementos.
Lo más complicado fue lograr su propio convencimiento y no fue fácil. En todo este recorrido de casi tres largos meses tuvo que incorporar una rutina diaria de estudio como nunca lo había hecho antes en su vida. Tuvo que dejar cosas en el camino y postergar otras. Tuvo una operación en el medio y tuvo que sobreponerse a su miedo lógico de que se le hacía muy cuesta arriba. Todo el mérito en estos momentos de alegría son para ella. Nosotros sólo acompañamos, que no es poco, pero no fuimos a rendir ni a estudiar por ella. Soportamos sus malhumores, su ansiedad, sus temores, pero si nos animamos a creer en ella es justamente porque no creemos en los milagros, por lo menos no para estas cosas.
Hubo desde el principio agoreros que vaticinaban que repetiría el año. También contra ellos dimos la batalla para demostrar que la única forma de que este proceso haya terminado exitosamente dependía pura y exclusivamente de lograr que ella se convenciera que lo podía hacer y darles las herramientas y el apoyo necesarios. Creando un clima de comprensión y afecto, de rigor pero de cariño. No hablándole como una tonta sino como una casi adulta que ya es, no engañándola pero mostrándole el difícil camino que cruzó como un camino de aprendizaje. Los exámenes son anécdotas, calificaciones en una libreta, condiciones habilitantes para pasar de año, pero no es en definitiva lo importante. Lo importante era que ella se diera cuenta de su capacidad, de su valor como persona, de como había que hacer las cosas.
Para mí también tiene mucho de satisfacción personal con un poco de cobrarse una vieja cuenta. Fueron muchos años de soportar muchas cosas, de escuchar muchas estupideces e insultos, de escuchar hasta el cansancio los discursos de la "abnegación". No siempre hay que estar al lado de los hijos para demostrar lo buen padre que se es o no al punto de asfixiarlos o mucho peor pretender que ellos sean como nosotros quisiéramos. Es natural que ellos se vayan alejando y que de vez en cuando se acerquen a pedir ayuda, nuestros hijos no nos van a reclamar si una noche llegamos tarde o si decidimos vivir en otra casa. Ellos nos van a reclamar el día que tendieron la mano y se la dejamos huérfana, ellos nos van a reclamar el egoísmo de no poder ver más allá de nosotros mismos.
Creo que por éste y por otros motivos puedo decir con orgullo y tranquilidad que supe caminar por la delicada cornisa que significa ser padre, sin perder el equilibrio entre tratar de educar y enseñar a ser libres.
También quiero mencionar especialmente a V. que tuvo que adaptarse a una situación muy difícil y que logró hacerlo -no sin caídas-, pero, me pregunto, cuál sería el mérito si todo en la vida fuera tan fácil? Para mi, mis querido amigos, la sencillez extrema nunca fue un mérito.
Ahora a festejar, me voy a tomar un descanso merecido, el jueves nos vamos con V. a tomar sol a las playas catarinenses, nos veremos en dos semanas. Sacando que caiga un tsunami este fue el último post hasta abril.
Los abrazo a todos con la íntima satisfacción de haber librado el buen combate... y ganado.

viernes, 7 de marzo de 2008

A nuestras compañeras (conmemorando lo que hay que conmemorar)

Para ustedes, mujeres y compañeras
Obreras textiles de Nueva York, protagonistas del 8 de marzo:
Si la máquina del tiempo existiera, podríamos ver a Celia o a Elisa, junto con sus compañeras de fábrica, caminando por las calles de Nueva York a fines del invierno de 1857.




Obreras en una fábrica textil


Era una época en la que cada vez más mujeres se incorporaban a la producción, especialmente en la rama textil, donde eran mayoría absoluta. Pero las extenuantes jornadas de más de 12 horas a cambio de salarios miserables sublevaron a las obreras de una fábrica textil neoyorquina que salieron a reclamar por sus derechos. Era el 8 de marzo y las manifestantes fueron atacadas por la policía.

Pero no fue la primera ni la última vez que las obreras textiles se movilizaban. Medio siglo más tarde, en marzo de 1908, 15.000 obreras marcharon por la misma ciudad al grito de "¡Pan y rosas!", sintetizando en esta consigna sus demandas por aumento de salario y por mejores condiciones de vida. Y, al año siguiente - también en marzo -, 140 mujeres jóvenes murieron calcinadas en la fábrica textil donde trabajaban encerradas en condiciones inhumanas.

Fue finalmente en 1910, durante un Congreso Internacional de Mujeres Socialistas, que la alemana Clara Zetkin propuso que se estableciera el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer, en homenaje a aquellas que llevaron adelante las primeras acciones de mujeres trabajadoras organizadas contra la explotación capitalista.

Siete años más tarde, cuando se conmemoraba este día en Rusia - febrero de 1917, para el calendario ortodoxo -, las obreras textiles tomaron las calles reclamando "Pan, paz y libertad", marcando así el inicio de la más grande revolución del siglo XX, que desembocara en la toma del poder por la clase obrera, en el mes de octubre del mismo año.




Clara Zetkin (1857-1933)


Fue dirigente del Partido Socialdemócrata Alemán y organizadora de su sección femenina. Fundó el periódico "La Igualdad", que se transformó en uno de los canales de expresión más importante de las mujeres socialistas de su época. Combatió contra la dirección de su partido cuando ésta se alineó con la burguesía nacional votando los créditos de guerra en la Iº Guerra Mundial


Pan, rosas, estatización y control obrero

Lentamente, y a medida que el feminismo ha ido cobrando fuerza en todo el mundo, el Día de la Mujer ha ido perdiendo su carácter obrero, pasando a ser una jornada de lucha en la que se reclaman los derechos de todas las mujeres en todos los ámbitos. Año tras año, miles de mujeres salen a las calles de todo el mundo para demandar nuevos derechos, defender los ya conquistados y luchar contra aquellas leyes que las discriminen o que rechacen el principio de igualdad de sexos y de oportunidades.

En numerosos lugares del mundo las mujeres siguen demandando derechos básicos como acceder a la educación, la cultura, el trabajo o la política. Las mujeres expresan hoy su voluntad de participar en condiciones de igualdad en sectores en los que tradicionalmente su participación ha sido minoritaria.





Mujeres del pueblo somalí



Por todo esto y en favor de las políticas de género impulsadas por el Estado, en el cambio de la mentalidad y violencia machista: saludos a nuestras compañeras en su día de lucha y que nos recuerdan a sus mártires y militantes. Será por eso no voy a poder entender jamás que en un día de conmemoración y lucha el márketing nos quiera confundir primero deseando un "feliz día" y segundo pretendiendo agasajar con perfumes, flores y cenas románticas y que a veces algunas mujeres también terminan comprándolo. Se conmemora, se recuerda, se homejea a todas ustedes por aquéllas que abrieron el camino. Vergüenza y deshonor deberíamos sentir los varones por haber permitido siglos de explotación y exclusión, creo que no nos va alcanzar la vida para pedirles perdón.
Afectuosamente.

El Mellizo

PS: especialmente dedicado a mi mujer Virginia y a mi hija Florencia, y a todas mis amigas y lectoras de este blog


lunes, 3 de marzo de 2008

Ahora es acá cerquita

Muchos de mis fieles lectores y amigos tomaron un tanto a la chacota lo que denominaron el minuto a minuto de Benazir.

Ahora, mis amigos, esta profunda preocupación se traslada al extremo norte de Sudamérica. No voy a entrar a discutir quién tiene razón pero hay cinco datos que deben tenerse en cuenta:


El cuerpo de Reyes llevado en un avión militar colombiano


a) Las FARC no son revolucionarios sino que son terroristas y combaten al legítimo gobierno de Uribe

b) Uribe actúa demasiado en consonancia con la política exterior de los Estados Unidos

c) La muerte de Raúl Reyes fue en territorio ecuatoriano y las tropas colombianas entraron en territorio ecuatoriano para llevarse el cadáver

d) La posición de Chávez y Correa con respecto a las FARC es por demás de vidriosa y cuanto menos dudosa

e) Chávez es capaz de aprovechas cualquier cosa -entiéndase literalmente el concepto "cualquier cosa"- para robar cámara, montar un espectáculo o jugar con Uribe a ver quién la tiene más grande. Como todos sabemos lo único que tiene grande Chávez es su ego.



Chávez junta tropas en la frontera para hacerse el guapo de opereta


Ante estas cosas sólo sirve poner paños fríos a la situación y una vela enorme a la Virgende Guadalupe protectora de América Latina para que esto quede acá. Creo que Chávez puede llegar a ser más peligroso para nosotros que los terroristas suicidas de Pakistán.

¡Qué triste todo!