miércoles, 17 de noviembre de 2010

Ese sucio trapo rojo

El frío corría el patio de la escuela esa mañana, era un sencillo acto que recordaba el 17 de agosto. El vicedirector del turno mañana era un conocido fascista de apellido Mazza al que apodábamos "El Topo" por sus bigotes y cara de roedor.
En su pueril discurso, habló poco de San Martín, pero se detuvo en recordar los años "trágicos" de la escuela, cuando la toma de la misma por parte de los estudiantes había llevado a la "peor de las degradaciones morales: en este mástil, en lugar de flamear la bandera, habían puesto un sucio trapo rojo, una bombacha". Juro que, en ese contexto, a nadie se le ocurrió ni siquiera esbozar la mínima sonrisa.
Esa alegoría fantasmal, la del trapo rojo en lugar de nuestra bandera, fue una constante en la mayoría de los discursos de civiles o militares durante la dictadura. Ellos, decían, nos habían salvado del trapo rojo.
Estoy casi seguro, que acá también alguien dijo esa frase. Alguien se regodeó con esa frase, muchos hicieron el besamanos de Galtieri, Nicolaides, Feced y demás defensores de las "tradiciones nacionales" de torturar y matar a todo aquel que tuviera alguna mínima intención de colgar un trapo rojo en la patria de las vacas y las mieses.

Edificio de la "emblemática" Bolsa de Comercio de Rosario, al costado el trapo rojo

Detalle ampliado: el maoísmo privilegiado

Pero resulta que, ahora el trapo rojo no nos asusta es más, a muchas les encanta. Y no tienen prurito ni escozor de colgarla en el mástil al lado de la inmaculada celeste y blanca. Todo sea para recibir al ministro de agricultura chino y seguir haciendo excelentes negocios con la soja que no quieren compartir con nadie. El trapo rojo ya no asusta a nadie, por lo menos si está tan, pero tan lejos: en nuestras antípodas.

viernes, 29 de octubre de 2010

Y un día volvieron ellos

Pero cómo, no era que no los querían? Pero, de dónde salieron? A ver, a ver, algo anda mal.
Y estos pibes?


Y estas mujeres?




Y esta gente?




Esto es el pueblo?



Sí, un día volvieron ellos. Esos que no aparecen todos los días en la tele o la radio, esos que no son registrados por los escribas de nombre pomposos de los grandes diarios, esos de los que casi nadie habla. O si hablan, hablan mal. Van porque los llevan, el chori y el vino, les garpan, los mueven los "aparatos". Y ahora, qué van a decir? Ché, quién puso tanta guita????

Claro que la sociedad argentina no es la misma de 1945, no son los mismos que hicieron el 17 de octubre los que fueron a despedir a Néstor, pero sí constituyen un mismo sujeto histórico: el pueblo portador de derechos sabiendo quien luchó a favor de ellos. Estos días tan tristes van servir para marcar un nuevo derrotero épico de aquellos seres invisibles de la historia, esos que un día se levantan y deciden empezar a escribirla. Ellos.

Ellos
fotos: Pía Leavy pialeavy@gmail.com

jueves, 28 de octubre de 2010

Examen

Anoche, cuando íbamos marchando hacia el Monumento se acerca Eduardo y me dice: "Mañana estamos viendo de ir a Buenos Aires, te anotás?" "Me encantaría, pero tengo que tomar examen en la facultad y la Universidad no dio asueto, así que no puedo cagar a los alumnos"
Hoy, llegué a la facultad y fui al aula quince minutos antes de la hora del examen. Cuando el profesor que estaba dando clases desocupó el aula, hice ingresar a los alumnos para que se fueran acomodando para el examen y mientras entran y se van sentando uno hace un chiste de mal gusto sobre que vienen a rendir porque no son camioneros, ya que si fueran los camioneros de Moyano estarían en la plaza.

Silencio.
Terminan de ubicarse, reparto el cuestionario. Antes de empezar a leer las preguntas, les digo:
“Señores, antes de empezar –y porque no estamos en una isla- me permito recordarles que hoy estamos de duelo nacional porque murió un ex presidente. Y si no estoy en la Plaza de Mayo despidiendo a un compañero –porque hay que ser honestos y asumirse desde qué lugar habla cada uno- es porque tenía que tomarles el examen a ustedes. Además, quiero recordarles que ustedes forman parte de uno de los sectores más privilegiado de la Argentina que tiene acceso gratuito a la Universidad y pueden hacer una carrera. En mi caso, estoy acá cumpliendo mi función de docente que es la manera de honrar su memoria. En el caso de ustedes, deberían tratar de hacer el mejor examen posible, no para honrar la memoria de nadie –jamás le pediría eso a mis alumnos-, sino para hacer que el esfuerzo de millones de trabajadores que sostienen la Universidad Pública valga la pena.”

miércoles, 27 de octubre de 2010

Cuando la muerte nos atraviesa

No podemos salir del estado de consternación que nos conmovió con la muerte de Mariano Ferreyra y ahora la muerte de Néstor Kirchner. La sensación de congoja es muy fuerte, recibimos a la censista entre lágrimas y tristeza.
La primera de las muertes, la del militante Mariano Ferreyra, debe ser investigada y trabajar políticamente para que sea un nuevo Nunca Más.
La segunda, nos encuentra sorprendidos y con un gran sentimiento de orfandad.  Momento de tristeza, dolor y reflexión. Todos debemos acompañar a nuestra Presidenta, seguir trabajando por una mejor Argentina, tomar el legado de Néstor Kirchner y llevarlo como testimonio de nuestra lucha y militancia.

jueves, 14 de octubre de 2010

El 82%, coloquio de Idea, la chancha, los veinte y la máquina de hacer chorizos

¿Qué cosa más sencilla, como bien lo dija la Presidenta, para este gobierno populista que aumentar las jubilaciones y pensiones? ¿Qué mayor gesto de distribución con fines electoralistas hubiera sido mejor después de la Asignación Universal por Hijo? ¿Raro que no lo diera, no?
Según la ANSSES la aplicación de la ley votada ayer implicaría una erogación anual del Estado Nacional de $ 40.000 M, para un opositor con fama de serio como lo es el senador Rubén Giustiniani $ 30.000 M. Más allá de no hablar de cómo se financiaría en el tiempo (en un post leí aumentar el impuesto a los cigarrillos, se me ocurre  que también se podría gravar la renta financiera pero parece que esto en la Argentina es como escupir un crucifijo en el Vaticano) y de no haber medido el impacto real en el presupuesto del Estado en el mediano y largo plazo, lo más loco de todos es que casi todos (si no todos la gran mayoría) de los diputados y senadores que votaron la ley están a favor de, en algunos casos, eliminar los derechos de exportación (maíz, trigo) y en otros casos bajarlos radicalmente hasta eliminarlos en el mediano plazo (soja). Con lo cual, a la ausencia del financiamiento actual habría que sumarle el más que seguro desfinanciamiento futuro en el caso que la Presidenta no vete la ley y ellos resultaran gobierno en el 2011 y se vieran obligados a cumplirla al mismo tiempo que la recaudación fiscal disminuyera o por lo menos no creciera para compensar semejante erogación presupuestaria anual. En este punto, no sé si algunos diputados son medio bobos o medio hijos de puta. Hace poco leí una gran definición sobre lo que significa ser PRO que era una exacta combinación de idiotez e hijoputismo que cambiaba las proporcione según el actor y las circunstancias. Veo a algunos tipos que conozco y aprecio (Carlos Comi, Pablo Javkin, Rubén Giustiniani mismo) que defienden esto de una forma tal que te genera la duda: o son medio bobos o son ..., mejor no sigo porque los aprecio.  Más honesto es Fernando Solanas, que dice que la Presidenta pagará un costo político enorme si veta la ley. Si ese era el objetivo creo que se está bastante más cerca de la hijaputez que de la idiotez. Jugar con las necesidades de gente como mi vieja es algo que no se los voy a perdonar nunca, sépanlo. Independientemente de las ingenierías fiscales o discursivas que se elaboren hay una verdad que no se puede ocultar: la única forma de que tengamos buenas jubilaciones es que al país le vaya bien hoy y en el futuro, y tan mal no le está yendo y espero -como millones- que siga así.
Después, como al pasar, escucho las declaraciones del señor Haehnel  que es el titular de Deloitte (una consultora multinacional que se especializa en auditar a grandes empresas no sólo en la Argentina) y que esta vez fue el presidente del Coloquio Anual de IDEA, que como todos los que no nos chupamos el dedo, sabemos que es un foro poderoso de lobby de las grandes empresas sobre los diferentes sectores y niveles del Estado que hacen una serie de reuniones regionales entre pre coloquio, coloquio y post coloquio, en los que directa o indirectamente tratan de influir sobre determinadas políticas que -por si tienen alguna duda- favorezcan al sector, el sector son ellos: las grandes empresas, a ver si queda claro. Este buen señor, dice, utilizando la metáfora de moda y creo que en forma inconciente deseando tener un presidente así que: "tomar el ejemplo de los rescatistas chilenos que trabajaron en el salvataje de los mineros de Copiapó para "horadar la roca de la intolerancia y abrir el camino a la convivencia y el bien común". Ellos, carajo, justamente ellos que si algo no tienen es espíritu de rescatistas y son lo más parecido a los empresarios dueños de la mina, o me agarró un tren? El señor de Deloitte quiere que los empresarios horaden la roca de la intolerancia. Ah, bueno! Faltaba esto. La roca de la intolerancia que no les permite a ellos hacer jugosos negocios como en los 90's o que quiere hacer que se cumpla la Constitución Nacional cuando la CGT pide la participación trabajadora en las ganancias de las grandes empresas o cuando todos los años sudan la gota gorda en cada mesa paritaria y se ven obligados a entregar algo más de lo que pensaban, o cuando toleran con entusiasmo la suba del salario mínimo vital y móvil.
Ay, dios mío, mi dios! Pero sepan todos esos, los que quieren la chancha, los veinte y la máquina de hacer chorizos, en contra de los intereses del pueblo argentino que se la vamos a dar bien por el orto. (perdón por la expresión sexista que es políticamente incorrectísima, pero cerraba fabulosa). Los esperamos en el 2011, sí, sí, a todos ustedes.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Dando vueltas por ahi

De dar vueltas por ahí, nuestro año tendrá dos primaveras. Resulta que así fue como llegamos a "La Fresh Gallery" de nuestra amiga Topacio Fresh

En donde se presentaba la muestra de Fanny Mc Namara (Fabio de Miguel) cantante, actor y artista plástico, integrante de la mítica movida de la subcultura madrileña de los inicios de la democracia, fines de los 70's y principios de los 80's.



Estuvimos con Alaska


y con el chico Cosmo



Y por supuesto no podía faltar Pedro El Grande


Por eso, si pasan por Madriz no dejen de ir a

lunes, 13 de septiembre de 2010

Pañuelo

Un día de viento y lluvia como hoy, hubieras salido de tu casa con algún pañuelo al cuello. Tal vez, haciendo juego con el día, hubieras elegido este.


que tan bien sabías llevar, y tu sonrisa nos hubiera cambiado el humor, y un café a mitad de mañana me hubieras regalado para cargarme con el triunfo leproso. Amiga, te extraño.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Visitadores médicos

Dejo el auto en el centro a cincuenta metros de mi oficina. No es una cochera mensual, es por horas, pero me hace precio mensual: "una excepción" dijo el dueño. La cochera está en la esquina de Corrientes y Tucumán, tiene entrada y salida por las dos calles, al lado de los consultorios médicos del Sindicato de Empleados de Comercio.
Por momentos, la cochera se torna insoportable. Autos en doble y triple fila, autos que quieren entrar y les cuesta, autos que quieren salir y no pueden. Para solucionar esto existe Jorge. Es el empleado de las horas pico, al que le tirás las llaves y le decís arreglate. Hay días que se las tiro quince metros por el aire y el tipo las agarra como si fuera un jugador de baseball, con el guante grande de cuero y no se le escapa una. Al rato pasás o volvés y tu auto ya está estacionado. Nadie sabe como hizo.
En las horas pico, los que más concurren son los visitadores médicos que van a los consultorios de al lado. Hombres siempre de traje y corbata al tono, mujeres vestidas de negro muy producidas, autos relativamente nuevos, baúles grandes. Claro, el secreto de cualquier visitador médico es tener autos con baúles grandes repletos de cajas de muestras gratis, biromes, anotadores, calendarios, más cajas, esas cosas. Autos difíciles de meter en las horas pico, autos que deben requerir la mano diestra de Jorge para entrar y salir inmaculados, sin una raya, sin un rasguño, igual que las prolijas caras afeitadas, que las caras maquilladas, que los trajes grises o azules, que los pantalones o polleras y trajecitos sastre negros. Así Jorge atrapa al vuelo, tipo jardinero central, las llaves y acomoda estos autos de grandes baúles.
Los visitadores médicos, acostumbrados a ser gentiles, le dejan de propina algún ibuprofeno, un sertal, paracetamol, buscapinas diversas. Jorge las acepta, se las lleva a los ojos, las mira detenidamente como si fuera corto de vista -tal vez lo sea- y las guarda en el bolsillo de su vieja campera. Pienso en el uso que hace Jorge de las muestras gratis, ya que puedo dar fe que son muchas, las usará, las regalará, se las dará a un kiosquero a cambio de puchos, caramelos, papas fritas Lays, una coquita. Ayer tuve una pista, mínima, pero pista al fin: Jorge acababa de estacionar una Citroën Picasso con pericia de equilibrista, devuelvió las llaves y el visitador médico le dio unas cajas. Él repite el procedimiento de llevárselas a la vista, las miró y saliendo de su clásico mutismo interpeló al hombre de traje azul oscuro: "Viagra no tenés?"

viernes, 6 de agosto de 2010

Lo peor de nosotros

Ayer publiqué en los comentarios de un conocido portal rosarino el texto que siguiente a raíz de los comentarios que surgieron en esa página por la noticia de la muerte del bebé que agonizaba producto de una salidera bancaria en la ciudad de La Plata:

Muchas veces me pregunto si este tipo de comentarios de los lectores sobre las noticias que se publican tienen sentido. No se lo encuentro, le busco por todos lados la punta pero no se lo puedo encontrar. Si fuera en nombre de la libertad de expresión, digamos, que casi todos los comentaristas se expresan libremente sobre cómo cometer delitos. Tampoco faltó el que pidió que volvieran los militares a las calles a poner orden (no dijo esto, pero trato de suavizar lo que escribió).
Es claro que estamos ante una tragedia y si algo no tiene la tragedia es solución. Nada de lo que hagamos o digamos le va a devolver la vida al bebé que acaba de morir. Ahora bien, esta tragedia nos da derecho a convertirnos en animales sedientos de venganza? eso es lo que se quiere? Como dije antes, la mayoría de los comentaristas encuentran la solución en actos delictivos de la misma índole del que dicen repudian. Van desde la tortura, el homicidio, la justicia por mano propia (lo cual nos volvería al estado de naturaleza, es decir a un estado pre político), pero el que más me impresionó fue el de un señor que dijo que había que matar al hijo de los delincuentes que cometieron el asalto en la plata. Es brutal el comentario ya que ni siquiera le alcanza la ley del talión, sino que volvería a un estado pre ley del talión, en el cual los delitos de una persona no tenían límites de castigo y podían castigarse a parientes o sus generaciones venideras. Increíble la sencillez con que se puede retroceder casi 5000 años en la historia de la humanidad.
Creo que estos foros, donde el anonimato otorga cierta protección casi cobarde, sólo sirven para que salgan a la luz las peores miserias y lacras que tenemos como sociedad. Comentarios racistas (hay que matar a todos los negros de mierda), violentos, delirantes, delictivos, difamantes (quién puede asegurar fehacientemente que el tesorero del banco estuvo involucrado? qué tiene que ver la presidenta y su esposo en este hecho?). y como siempre llega ante estos casos, el consabido "a ver qué dicen los que defienden los derechos humanos", cuando en estos casos no tienen nada que decir, porque las violaciones de los derechos humanos contra las cuales estas organizaciones trabajan son las que realiza el estado y no los particulares, porque los particulares pueden ser llevados a un juicio y sabemos lo difícil que es llevar a un juicio a funcionarios del estado, y más durante la época en que surgieron estas organizaciones en las cuales defender las violaciones de derechos humanos era ponerse en la mira de tiro de los genocidas.
No sé si saben, creo que sí, que hubo una mujer que se llamó Azucena Villaflor que fue marcada con un beso para después ser asesinada por agentes de la marina. No sé si saben, aquellos que piden que vuelvan los militares, que el robo de bebes y el asesinato de bebes y el fusilamiento de mujeres embarazadas sucedía casi a diario en la argentina y que no eran "negros de mierda" sino rubios de ojos claros -como Alfredo Astiz- los que lo llevaban adelante.
No sé qué piensan los padres y la familia de este bebé, quisiera pensar que ninguna de las cobardes propuestas de este foro les sirviera para mitigar un dolor tan grande como es la pérdida de un hijo, ojalá sea así por el bien de todos.
Prometo no volver a comentar nunca más en este tipo de foros, pero sugiero que revean la utilidad de los mismos, ya que claramente sirven para poco o nada. Mucho menos para reparar una tragedia.

jueves, 29 de julio de 2010

La Guerra Fría

Desde hace un tiempo, Rosario se ve conmocionada por la nueva guerra fría. Se trata de la pelea por el pedazo de la torta, en este caso mejor del helado, entre las heladería artesanales rosarinas (el helado artesanal es un clásico rosarino casi como el tostado con ketchup al que llamamos "Carlitos") y la cadena de franquicias cordobesa (ahora parece que también tienen capitales chilenos, no queda muy claro) llamada Grido. El tema es que el sistema industrial y de franquicias de Grido y su consecuente precio menor ha desatado un intercambio de opiniones entre las cuales se sumó hasta la del intendente de la ciudad.

Ayer, leyendo el diario en el café de la esquina me encontré con una carta del correo de lectores de La Capital en la cual un señor agradecía a la firma Grido. La carta fue intervenida por alguien en el bar, tal vez un heladero? Vean ustedes hasta donde llega la polémica!!!

"Tomátelas Ratón, por $ 2 menos, comprás ese helado feo!!!"

domingo, 25 de julio de 2010

Porque..., hay derecha en la Argentina, o no?

Sábado 24 de julio de 2010, 2 a.m.

Preguntas sin respuestas?

jueves, 10 de junio de 2010

La vuelta al costumbrismo

Hablamos con H. , nuestro amigo del alma, hombre de múltiples y variadas actividades. En una de tantas forma parte de un encumbrado sitio desde el cual se aconseja como dirigir una prestigiosa facultad local.
Ayer, día de reunión de estos varones y mujeres, uno de los integrantes del tan encumbrado sitio, pongámosle X, presentó un proyecto de declaración para que dicho sitio se expidiera a favor de la ley de matrimonio igualitario. Bien sabido es que este tipo de declaraciones sirven, en más de una ocasión, para justificar estas reuniones, para llenar horas vacías y para darle cierta pretensión de importancia a los integrantes de estos cuerpos, resumiendo: nada que vaya a afectar la realidad.
Al proyecto de X, saltó otro miembro de este cuerpo -llamémosle Y- que dijo que estaba bárbaro el matrimonio igualitario pero que no era atribución de ese órgano expedirse al respecto.
Nuestro amigo H., aburrido, cansado, pero conservando el fuego sagrado que lo inspirara desde su juventud que lo llevaba a argumentar a favor o en contra de lo que fuere con la misma vehemencia en ambos casos, tomó el guante y comenzó un largo y encendido discurso a favor del proyecto. Tan ferviente, tan bien argumentada, fue la defensa que hizo, que otro miembro del cuerpo, un señor mayor que ocupa altísimo cargo en uno de los poderes del estado provincial -y cuando digo altísimo, digo exactamente eso-, caminaba riéndose y diciéndole a los gritos a los demás miembros de ese cuerpo: "Saben qué pasa? Por qué H. defiende tanto esta declaración? Porque se quiere casar!"
De aquí saldrán algún día, o no, las brillantes generaciones que guiarán los destinos de la patria y se casarán con quien quieran.
Nos vamos haciendo mutis por el foro.

lunes, 31 de mayo de 2010

domingo, 23 de mayo de 2010

Dolores inexplicables

Hace un tiempo atrás, después de haber visto un enorme partido de tenis, escribí "Elogio de la derrota." Ahí puse, casi en forma premonitoria "Ganar o perder son sólo resultados diferentes, cómo se gana o se pierde, no"
No hay nada que elogiar en esta derrota de hoy, nada. Ni los jugadores, ni el cuerpo técnico, ni los dirigentes pusieron todo para no perder. Es difícil, muy difícil, acertar una cuando venís fallando hace rato. Pocas esperanzas podíamos abrigar después del espantoso partido que hicimos el miércoles pasado. ¿Qué podía pasar diferente que hiciera de Central otro equipo al que jugó en Floresta? Nada.
Sólo me queda elogiar a la inmensa hinchada canalla y dentro de ella a Andrés, Nacho, Bruno, que todavía tienen húmedos los ojos de alentar en la tribuna bajo la lluvia, ojos húmedos como los de Florencia y Virginia cuando llegaron después del partido. Pocas veces tanta angustia, de la que de algún modo me siento responsable, fue causada por personajes que no merecen una mínima parte de tanto sufrimiento.
Sin embargo ellos sí, ellos merecen todo el respeto, merecen el elogio en la derrota. Ahora queda el trabajo de bajar el drama, pensar que esto es nada más que fútbol, un juego hermoso que nos puede llevar a encontrarnos por momentos con el alma hecha añicos. Aviso: si la idea es cargar, hoy no es el mejor día.
Y ustedes, queridos y sufridos hinchas de Central, que hoy veo representados en Andrés y Nacho en la cancha, en Bruno viniéndose de Baigorria, y en tantos más, saquen pecho, miren el cielo, levanten la vista simulando las lágrimas y piensen en el horizonte más hermoso que puedan, aunque hoy por hoy sea sólo de esta forma, ustedes lo merecen.
Y a vos, Vasco sorete, lo único que puedo decirte no es nada nuevo, ya te lo dije acá (hace un año): "Lo busco a Andrés y me dice: "Papi, se fue Russo". Increíble, otra vez. Cuando zafamos con Madelón el idiota-omnipotente-necio-ignorante del Vasco Usandizaga hizo lo mismo y así nos fue. Ahora vuelve a repetir la historia. Por lo menos me queda un consuelo: nunca lo voté. Ni en la primavera alfonsinista cuando fue de candidato a intendente, confieso hoy, después de 25 años que para intendente voté en blanco, y más aún cuando se presentó antes para presidente de Gimnasia y Esgrima de Rosario voté a la otra lista. Vasco, el que se tiene que ir sos vos, inútil."
Pero ya es tarde.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Fuimos

Retomo después de la ausencia y un amigo me envió esta foto. Y pensar que así fuimos.


La Falda, Córdoba. Febrero de 1982 (La Falda Rock) de izquierda a derecha: el Mellizo, Alejandro A. y Marcelo B.

jueves, 15 de abril de 2010

Perpetua

No podía guardar silencio ante el fallo histórico de la Cámara Federal de Rosario.
A la distancia pero igualmenten conmovido con este hecho.
Mi reconocimiento a los testigos, a los familiares y a todos aquellos que permitieron dejar atrás la impunidad.
Nunca más! o podría decir: Plus jamais!

jueves, 25 de febrero de 2010

Revisando archivos

Esta mañana, buscando archivos, encontré éste. Fueron unas palabras que me hicieron decir cuando cumplimos 25 años de graduados de nuestro secundario. No tuve mejor idea que ponerle de nombre al archivo "Egresados".
Y como todavía me sigue emocionando este recuerdo, me gustó compartirlo. Acá va.

Las opciones eran dos. Los chicos de las escuelas primarias rosarinas teníamos que elegir entre el “poli” y el “superior”. Nadie sensato pensaba en la posibilidad de una escuela privada.
Corría 1974. El país vivía horas difíciles, tenebrosas. La universidad había sido tomada por lo que se conoció como la “misión Ivanissevich” y fue una antesala de lo que ocurriría apenas un año y medio después con la profundización de los mecanismos represivos de la dictadura militar.
En esos tiempos este grupo de chicos y chicas eligió el “superior”.
Vinimos a los cursillos que nos abrieron un mundo nuevo: estar en un colegio secundario y a la vez en la universidad. Empezamos a hacernos grandes y a conocer a los que serían nuestros compañeros. Pero la meticulosa obsesión por el “orden” alfabético de esta escuela, que todavía persiste, hizo imposible que puedan compartir aulas chicos con apellidos que empiecen con A y Z. Nadie se animó a romper ese orden.
Salíamos tarde, empezamos a recorrer la ciudad al atardecer y tomábamos colectivos solos. Algunos empezamos a fumar y otros se pusieron de novios.
Entramos en esta Escuela en el 75 y egresamos en el 79. Los años más duros de la historia argentina, los tiempos de plomo, formaron de cierta manera nuestra adolescencia. Padecimos políticas represivas, falta de libertad académica y de pensamiento. Tuvimos preceptores que venían armados y que se ufanaban de ser miembros de los servicios de inteligencia. Por aquel momento, tanto la triple A como la dictadura se encargaron de asesinar y desaparecer a compañeros de esta escuela como bien lo indica la placa colocada en este patio a la izquierda del mástil.
Creo que sería una buena idea de preservar aún mas la memoria si las aulas del Superior fueran bautizadas con los nombres de aquellos alumnos, para que sus nombres sean memoria activa para que cada vez que un nuevo estudiante pregunte quiénes fueron la historia vuelva a ser narrada. Una y mil veces. Y sirva para que nunca más un alumno de esta o de cualquier otra escuela sufra y dé su vida en altares de sacrificio creados por seres monstruosos que todavía conviven entre nosotros. Increíblemente, a pesar de esto, la vida pudo más.
Acá empezamos a hacernos varones y mujeres.
Acá empezamos a crecer, a jugar, a generar amistades profundas, a sentir lo que era el amor por primera vez.
La vida logró esquivar, engañar y distraer a las aves de rapiña que no querían que fuéramos felices. Con ingenio, amor, inteligencia, solidaridad, pasión, fueron vencidos. La muerte fue vencida. Los señores de la muerte y el terror fueron engañados por un grupo de adolescentes que pudo celebrar la vida en cada reunión, cada baile, cada revista que se hacía. En cada amistad nueva que se creaba, justo ahí cuando las manos se entrelazaban furtivas en los recreos a espaldas de aquellos que ni siquiera permitían eso.
Y eso es lo que nos quedó. Afectos y recuerdos. Afectos que nos permitieron sobrevivir en momentos en donde la vida había perdido todo valor, y recuerdos que nos sirven para seguir adelante con el compromiso de que nunca más esa historia nefasta se vuelva a repetir.
Ya no nos acordamos de las más de cien fórmulas de matemática financiera, ni de las fórmulas químicas de sales e hidrocarburos. Pero sí nos acordamos de todo lo que vivimos aquí, de cada palabra, de cada gesto, de los temores frente a los exámenes, de las chupinas compartidas o solitarias, de la manga de “atorrantes” de amigos que fuimos y que con sólo volvernos a ver parece que fue hace muy poco que estábamos sentados en estas aulas y ahora algunos tenemos hijos que se sientan en ellas.
Nos enorgullecía ir al Superior. No había escuela privada que pudiera con nuestro orgullo, sólo la fraternal “batalla” con el Politécnico era la que nos molestaba. Elegimos y defendimos la escuela y la universidad pública y debería ser nuestro desafío y compromiso seguir haciéndolo. Porque hoy vemos a esta escuela renovada, democrática, amplia, formando generaciones de jóvenes que se eduquen en los valores fundamentales de toda persona: la defensa de la libertad, de las garantías constitucionales, de los derechos humanos y sociales. Si todos nos miramos para adentro creo que todavía encontramos ese orgullo de haber concurrido a una buena escuela, tal vez a una de las mejores de Rosario y de la Argentina, pero no por sus profesores o directivos, sino porque en ella, generación tras generación concurrieron los mejores estudiantes, único motivo y razón de demostrar la grandeza de esta escuela. En este caso, en este día, los mejores estudiantes y compañeros de la promoción 1979 vienen a rendir el mejor de los homenajes, agradecer a esta escuela la oportunidad que nos dio de haber sido compañeros y amigos, a ustedes, a mí, a todos nosotros. Compañeros y amigos. Estas bellas palabras vencieron a la muerte. Se construyeron aquí dentro, casi en secreto. Hoy salen del interior de estas paredes y son parte del orgullo de haber pertenecido a esta escuela.

martes, 19 de enero de 2010

Enero en mi corazón

Bien podría ser el título de una canción veraniega de los 70's, cantada por Antonio Prieto o Sandro o Julio Iglesias. Enero es un no hacer nada pero intentar sobrevivir al mismo tiempo, y eso no es poca cosa.

Nos tomó medio dormidos de la modorra post festejos y pasó esta comedia de enredos, tragicómica, tipo sainete de Hernán Pérez (más conocido como Martín Redrado). Haciendo un excursus del tema principal, debo decir que desconfío mucho de la gente que se cambia el nombre para ser economista, maestro, empleado de comercio o escritor, podría ser que el escritor esté proscripto, prohibido por una terrible dictadura y necesite hacerlo para poder publicar, pero aquel que lo hace porque -se me ocurre, pienso- su nombre le parece no apropiado (en todo cambio de nombre hay un disgusto hacia su nombre original, un disgusto largo y prolongado, un disgusto agazapado que espera la oportunidad para cambiar, para renacer, para volver a ser pero en otro estuche), bueno a esa clase de personas les desconfío mucho. Y Hernán Pérez es uno de esos, aunque no está solo: hay otros.

Pareciera ser en todo esto que el tipo vendría a constituirse en un nuevo héroe a la altura de San Martín y Belgrano, cuando no es otra cosa que un gran oportunista y un vivo del año cero, un vivillo que le gusta vivir bien a cambio de poco, casi nada. Una jueza desconocida que toma medidas increíbles por la rapidez con la que resolvió los temas, nada, después nos quejamos que la justicia es lenta.

Enero sigue, lento, lluvioso y terrible. Se murió Sandro, estaba escribiendo un post sobre el problema de fondo: la naturaleza antropológica del trasplante, pero no quise escribirlo porque temía este desenlace y la gente me iba a acusar de tirarle la mala al gitano y no, no daba, entonces lo callé. El esbozo general de la teoría no es sólo para Sandro, sino para cualquiera, digo, el trasplante no soluciona nada, sino que es un juego de suma cero: uno por uno, uno que sigue vivo por uno que muere. Para prolongarle la vida uno, hay que sacarle la vida a otro. Podemos decir que ya está muerto, que la muerte cerebral y todo eso, si, estoy de acuerdo. Pero, cuando la gente pide un donante -el eufemismo de la palabra donante me exaspera- qué es lo que está pidiendo? Un muerto. Dicen, fulanitx necesita un hígado, está en lista de espera nacional, urgente se necesita un donante. Señores, la gente no tiene dos hígados, los hígados no se fabrican, entonces, el deseo, lo que se pide, es que alguien entre en esos estados de muerte cerebral para que le saquen el hígado, y si no hay hígado es porque no hay muertos. El tema es complicado por cualquier lado que se lo mire. No veo mucha diferencia en la ablación con el sacrificio de un sacerdote maya, la diferencia que observo es que en la ablación, a lo sumo se puede beneficiar a digamos, seis o siete personas, mientras que los mayas al sacrificar en el altar de piedra le pedían a sus dioses buenas cosechas, abundancia, y esas cosas que pedimos habitualmente. Podríamos decir que, desde un punto de vista del alcance de la bendición, el sacrificio tribal era muchísimo más generoso que el trasplante. En este juego en el cual la medicina y los médicos encarnan a "la Ciencia", no se permite poner en discusión estos temas, ellos se presentan como cambia piezas, es decir, en lugar de buscar tratamientos que permitan la cura de la enfermedad, llegan a un punto que dicen "hasta acá llegó mi amor, ahora hay que hacer un trasplante (ponga usted el órgano que más le guste)", es decir cambio la pieza averiada por una nueva, esta idea viene con la modernidad, del reemplazo de los engranajes de la máquina y tiene una visión absolutamente mecanicista del hombre y sus complejidades. Lo que digo es que, los trasplantes necesitan seres humanos que, por lo menos unas horas antes, estuvieran vivos, para que sacándole los órganos se beneficie poca gente, entre ellos los médicos y toda la institución hospitalaria especializada, y que, en definitiva, no deja de ser un ejercicio de suma cero.

Pero al final no escribí ese post, pongo algunas ideas ahora, nada más. En el medio de todo esto, por primera vez alguien se anima a decirle a la señora Legrand lo que es: una ignorante, este fue el inefable Aníbal F., personaje entre simpático y complejo, el tipo cada tanto -entre varias cagadas, convengamos- saca una buena, y si esta no es la mejor pegó en el palo. Ya el actor Damián de Santo la había llamado necia, les voy a colgar el video porque es muy divertida la necedad tan obvia de la Legrand (el video acá) Pero Aníbal F. se lo dijo: señora, usted es una ignorante, una ignorante de casi todos los temas que trata y vive destilando tilinguería a cada momento, una payasada. Leer el diario todos los días doña, no la habilita para decir gansadas todo el tiempo y pensarse como un persona que conoce los temas. Qué conoce? Cuando tomó un taxi por última vez? Su realidad son los diarios? Pobre mujer, ya grande. Una alegría, módica, pero alegría al fin. Y ahora, la oposición enojada se junta para pedirle el juicio político al señor Aníbal F., justo el día que había embocado una!!! Dios mío, mi dios!
Y por acá como andamos? Binner, cree que los tiempos de cambio son los que trae el fenónemo conocido como "El Niño". No, no. Se pone en el lugar de decir que en 25 años este es el primer gobierno moral de la provincia. Ah, bueno! Arrogarse para así la administración de "la Moral", algo tan pretencioso como los médicos que se arrogan "la Ciencia", pero no nos olvidemos que el tipo es médico. Para colmo, dice cosas que de tan pavas y obvias ni merecerían una línea si no estuviéramos en enero: sostuvo que no hay acuerdo con la oposición porque “tienen como único objetivo ser gobierno en 2011”. Y vos, Binner, qué objetivo tenés? Volver a ser anestesista en el 2011? Presidente? Vice? Intendente? Me pregunto, una y mil veces, cuál es el sentido de la competencia democrático sino otro que ser gobierno, entonces: muchachos, cuál es el problema? Se dieron cuenta tarde que la provincia era una suma de complejidades y territorios más allá de los grandes centros urbanos, no sabían que el senador por el departamento 9 de Julio tiene el mismo voto que el senador por Rosario? Y ahora te quejás?
Nuestro intendente pone en las obras del 2010 el "Puerto de la Música", genial obra proyectada por el genial arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, que, con suerte la tendremos inaugurada para el "Tricentenario". Además le sigue habilitando locales al proxeneta más famoso y conocido de la ciudad. Todo, todo, en enero!!! Y tan solo una sola voz se levanta en todo Rosario para denunciarlo públicamente, acá tienen la columna escrita por Sonia Tessa en "Las 12". Digo, me pregunto, y esto como se lleva con "la Moral" binnerista?
Y al final, me vengo a enterar que la presidenta no viaja a China para no dejarle el lugar a Cobos. Ustedes saben que no soy kirchnerista, pero cuando veo a la oposición me arrepiento mil quinientas veces de no haberlos votado!!! Si hay un mal tipo en todo esto, ese es el vicepresidente. Me vienen a la historia otros vicepresidentes, que sé yo, Alejandro Gómez, se acuerdan? Al tipo no le gustó lo de la enseñanza libre de Frondizi, renunció y se vino a Rosario. No espero desempatar ninguna votación. Cobos como ciudadano puede hacer lo que quiere, postularse para Secretario General de las Naciones Unidas, lo que quiera. Ahora bien, si no estaba de acuerdo con su gobierno por la resolución 125 debería haber renunciado antes y desde ahí constituirse como oposición. Una vergüenza, para colmo toda la lacra del radicalismo lo pone como candidato. Podrían ir ensayando la fórmula Cobos-Redrado y ellos.

Otra más de enero, Sabina que ya me tiene las bolas un poco infladas, va a entrar en los homenajes post mortem a argentinos famosos que de alguna forma conoció y fue, digamos, medianamente "amigo". Dice que está preparando un homenaje para la Negra Sosa, el otro negro Fontanarrosa, Guinzburg, Castelo y Sandro, a quien no conoció, pero por las dudas vamos a homenajearlo. Esto se inscribe perfectamente en las coordenadas de la nota de Martín Caparrós el otro día en Crítica de la Argentina, cuando concluía que "el mejor argentino es el argentino muerto".
Así anda enero, los tenía abandonados pero volví. Pero, esta noche se solucionan todos los problemas, me voy con V. la mujer maravillosa a ver en calidad de pre estreno la última de Isabel Coixet "Mapa de los sonidos de Tokyo", después de haber visto "2012" en compañía e insistencia de Tommy Barban y "Avatar" en 3D con niños, lo tengo bien merecido.