jueves, 15 de abril de 2010

Perpetua

No podía guardar silencio ante el fallo histórico de la Cámara Federal de Rosario.
A la distancia pero igualmenten conmovido con este hecho.
Mi reconocimiento a los testigos, a los familiares y a todos aquellos que permitieron dejar atrás la impunidad.
Nunca más! o podría decir: Plus jamais!