martes, 4 de octubre de 2011

Fifty Fifty

Hace un tiempo me presentaron el siguiente ejercicio:
Tomar un metro, contar los años que  había vivido hasta ahora en centímetros y marcar, también en centímetros, la expectativa de vida en mi país.
Una vez hecho esto, te fijás en lo que viviste y en lo que -supuestamente- te queda por vivir. A primera vista impresiona y hoy, que cumplo 50 años, mucho más.
Pero de esos supuestos 26 años y pico que quedan en el metro lo importante es vivirlos  plenamente y con sabiduría. Aunque te quede un centímetro o milímetros, si tenés una mujer que te ama (en mi caso es así) y unos hijos geniales y maravillosos que te muestran que todo tan mal no hiciste, no importa nada más que disfrutar la felicidad de la vida y trabajar para dejarles un país mejor, un mundo mejor. Como cada uno pueda.
Ahí dejaré mi legado, en sus miradas.
Los quiero.



Andrés, Mateo y Nacho



Mateo y Florencia



                                                                                                                                                                Virginia y Mateo

2 comentarios:

Anónimo dijo...

felicidades!

chica en minifalda dijo...

feliz feliz cumpleaños!!!!!